AMPA CEIP Vázquez de Mella

Página de TODOS los que hacemos día a día nuestro colegio.

Manifiesto educación infantil - Familias escuela infantil "Las Nubes"

"No me bajo de las nubes", en defensa de la educación infantil pública

28 abril 2014

"¿Cómo sacar a subasta la vida de una escuela? ¿Cómo entregar una escuela infantil al mejor postor? Esto, que parece increíble, es lo que esta pasando con las escuelas infantiles en Madrid".


Estas apasionadas y angustiadas palabras forman parte de un fragmento de la carta enviada (y publicada posteriormente) al diario El País por Celeste Stecco, madre de uno de los alumnos de la Escuela Infantil "Las Nubes", del distrito madrileño de Retiro. El origen de la carta es la defensa por parte de las familias de Las Nubes del actual equipo y proyecto docente, que lleva 10 años al frente de la escuela, ante el más que probable cambio de los mismos el próximo curso debido al cambio en los criterios de selección en el concurso para la gestión del centro que próximamente sacará el Ayuntamiento de Madrid.


Estas familias se han agrupado en un proyecto denominado No me bajo de las nubes, que poco ha ido consiguiendo notoriedad en su lucha por la defensa del modelo educativo de la escuela infantil de sus hijos.


"En el distrito de Retiro de Madrid", continuaba la carta de Celeste Stecco, " tenemos la suerte de que haya un lugar en el que los niños y niñas se encuentran con una mano extendida que lo recibe, sin prisa y amorosamente, ofreciéndose a acompañarlos en su salida al mundo, ese lugar se llama ‘Las Nubes’". "Los padres", aseguran las familias de Las Nubes, "elegimos matricular a nuestros hijos e hijas en este centro público porque disponía de un proyecto educativo elaborado por un equipo que goza de un enorme reconocimiento profesional y una contrastada trayectoria que nos aportaba las garantías para poder desarrollarlo".


A finales del curso 2013-2014 el Ayuntamiento de Madrid sacará a concurso la gestión del centro pero con cambios notables en los criterios por los que se evaluarán las distintas propuestas. Estos cambios, según las familias de No me bajo de las nubes, parecen están definidos para funcionar como una subasta en la que priman las cuestiones presupuestarias, dejando de lado la importancia de lo educativo aunque éste sea el fin último de este servicio público. "Hoy", dicen estos padres, "si eres una empresa especializada en servicios de limpieza o un centro comercial, y te comprometes a administrar una escuela infantil por 0,01€ por debajo del presupuesto con el que cuentan los maestros que actualmente y desde hace diez años sostienen vivamente la escuela, el Ayuntamiento se la arrebatará a estos maestros, a los niños y a sus familias y se la entregará a la empresa ganadora".


Desde el proyecto No me bajo de las nubes no pueden entender que el Ayuntamiento de Madrid no tenga en cuenta el deseo y la elección de las familias y el compromiso hacia un proyecto educativo sostenible y con criterio científico y profesional, poniendo en riesgo el buen funcionamiento de la escuela por una más que dudosa y ridícula rebaja presupuestaria.


"Vivimos en una sociedad en la que se trata a la educación como una mercancía con la cual traficar", escribía la madre Celeste Stecco. "Y esto hace que estemos ante un serio problema que nos atañe a todos".

"No me bajo de las nubes", el vídeo

Manifiesto - Por una educación infantil pública de calidad para todos

Reproducimos íntegro el Manifiesto de "No me bajo de las nubes":

Ante la alarmante situación por la que está pasando la educación infantil a nivel estatal y en particular,  en la Comunidad de Madrid, hemos decidido elaborar el siguiente manifiesto con el fin de trasladar a la sociedad nuestras inquietudes al respecto, porque  como ciudadanos nos sentimos en la obligación de dejar a nuestros hijos una sociedad algo mejor de la que recibimos ya que creemos que la educación es la herramienta a partir de la cual se generan ciudadanos libres y con capacidad de decisión.

1.- Creemos que la educación es un derecho al que todos los niños han de tener acceso. Ningún niño por razón de raza, sexo, religión, origen o situación económica puede quedar excluido de la educación pública. Denunciamos que el abusivo aumento de las cuotas, junto con la eliminación de la cuota cero de escolaridad y reducción drástica de las becas de comedor, excluye a muchas familias de esta etapa educativa no gratuita para sus hijos. Todos los recortes que se están efectuando responden a motivos ideológicos y no económicos, ya que el mismo tiempo se destinan 34 millones de euros al “cheque guardería” para las familias que han escolarizado a sus hijos en centros privados.

2.- Creemos que la educación, al igual que otros servicios públicos básicos, no puede ser un negocio en ningún caso. Cada euro de beneficio que generan estos servicios debe ir destinado a la mejora de los mismos ya que es una inversión directa que beneficia a toda la sociedad, sin exclusiones. La privatización, encubierta o no, que se está produciendo en el sector de la educación infantil está permitiendo que empresas ajenas al mundo de la educación se estén lucrando a costa de ofrecer una peor educación y un deficiente cuidado a los niños.

3.- Creemos que se debe acabar con el afán economicista de una Administración que, a causa de galopantes errores de gestión en diferentes áreas, trata de convencernos de que se ha de recortar el presupuesto de todos los servicios públicos. Con esta rebaja presupuestaria que no tendrá reflejo alguno en las cuotas que debemos abonar las familias se pone en riesgo el buen funcionamiento de la escuela influyendo en la calidad de la educación que recibirán nuestros hijos.

4.- Creemos que las escuelas necesitan estar dotadas de los suficientes recursos, tanto materiales como humanos. Las condiciones de los concursos que se convocan hacen imposible que es esto sea así. Los ratios educadora-niño actuales son inviables para garantizar una educación de calidad. Representan una de las mayores dificultades para garantizar la educación integral de los niños, porque no permiten la observación, la escucha y el acompañamiento individualizado a cada uno de ellos.

5.- Creemos que las escuelas infantiles deben apoyarse en un proyecto educativo sólido, concebido con el tiempo suficiente y diseñado para ser aplicado a largo plazo. Queremos que la educación infantil sea integral, inclusiva y nunca de carácter asistencial sino plenamente formativo y que cuente con la participación de las familias. Esta es la única manera de asegurar esta etapa educativa con identidad propia para que pueda contribuir al desarrollo físico, afectivo, social e intelectual de los niños como establece la Ley en sus principios generales.

6.- Creemos que los profesionales de la educación merecen el reconocimiento como lo que son: pilares de una sociedad que aspira a ser libre y culta. Creemos en la necesidad de poner en valor su trabajo y exigimos que su labor esté sujeta a convenios adecuados, que garanticen un sueldo digno y el respeto a sus derechos laborales. Asimismo, creemos que estos profesionales deben estar altamente cualificados y es el deber de la administración garantizar su acceso a la formación continua.

7.- Exigimos el replanteamiento de la baremación mediante la cual se adjudican las escuelas infantiles de gestión indirecta. El proyecto educativo y la trayectoria del equipo han de valorarse por encima de cualquier motivación de índole económica. 

Por todo ello, los abajo firmantes exigimos que se garanticen una educación infantil pública de calidad.


Si quieres unirte a este Manifiesto, puedes firmarlo en la página web de "No me bajo de las nubes", en este link.

¿Te gustaría estar al tanto de los nuevos contenidos de nuestra web? ¡Síguenos por email!

 

Síguenos en Twitter

 

Entradas recientes en el blog

 

Habla con nosotros

 

Colabora con nosotros: Hazte socio del AMPA